Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

ALIGERANDO XFCE - IIª PARTE

Hola a todos. Siguiendo con las distintas opciones que podemos utilizar para aligerar lo más posible nuestro ratón, toca echar mano de algunas aplicaciones más ligeras, que aunque pertenecen a otros entornos de escritorio, pueden servirnos perfectamente en nuestro XFCE. La primera de la que vamos a hablar, es la única que hoy por hoy os recomiendo usar. Más que nada, porque aparte del menor consumo, (unos 9MB menos) , va mucho mejor que la aplicación nativa equivalente.

   Se trata de usar Compton como compositor de ventanas. Compton es ligero, tiene unos efectos muy sencillos y agradables, (sombras, transparencias y desvanecimientos) , y lo mejor de todo; es la alternativa más sencilla, para olvidarnos del "tearing", problema endémico del compositor de ventanas de XFCE.

  La aplicación está en los repositorios, así que simplemente abrimos una pizarrina y tecleamos:

sudo apt install compton -y
  Ponemos nuestra contraseña, le damos al Intro y esperamos a que se instale. D…

ALIGERANDO XFCE - Iª PARTE.

Hola a todos: Xfce es un escritorio bastante liviano, aunque con los años ha ido ganando peso, y en su versión actual necesita algo más de 500 MB para correr lo suficientemente fluido.

   Estos requerimientos de hardware pueden ser un problema si queremos utilizarlo en ordenadores muy antiguos, que ya van un tanto escasos en lo que a RAM y procesador se refiere. Por fortuna nuestro ratoncito, es un escritorio con un alto grado de modularidad.

   Es decir, que podemos dejar de utilizar o inhabilitar una serie de componentes del sistema para sustituirlos por otros más ligeros, sin que esto afecte para nada al funcionamiento del resto. Y todo esto puede conseguirse de manera muy sencilla, (sin scripts ni desinstalaciones peligrosas) , gracias a la posibilidad de guardar la sesión para continuar con ella tal y como la habíamos dejado, en el anterior arranque.

   Estas posibilidades, (como ya iremos viendo) , puede que sean funcionales, pero no siempre son absolutamente recomendables. …

¡COMO DECÍAMOS AYER! …

Esta célebre frase, que Fray Luis de León pronunció cuando retomó sus clases en la Universidad de Salamanca, después de haber sufrido 5 años de cárcel por el excesivo celo del Santo Oficio en preservar la pureza del dogma de la Santa Iglesia católica; me viene al pelo para reiniciar de nuevo la andadura de este blog.

   En mi caso no han sido cinco sino dos años, y a falta de santo oficio que me persiguiese, la simple vida, con sus vaivenes, me ha impedido acercarme de nuevo a estas "virtuales" páginas, con el mismo afán y ganas de trabajar con las que la comencé.

   En este tiempo, he deambulado como pollo sin cabeza por el variado mundo del Ñu-Linux. He usado MATE, GNOME y KDE; tratando de encontrar el entorno de escritorio perfecto, el santo grial de los shells, las apps y los windows managers.

   Pero al final, por unas razones o por otras, acababa volviendo a instalar mi querido ratoncito. Su estabilidad, sus posibilidades de personalización, su desarrollo lento per…