Ir al contenido principal

ALIGERANDO XFCE - Iª PARTE.



   Hola a todos: Xfce es un escritorio bastante liviano, aunque con los años ha ido ganando peso, y en su versión actual necesita algo más de 500 MB para correr lo suficientemente fluido.

   Estos requerimientos de hardware pueden ser un problema si queremos utilizarlo en ordenadores muy antiguos, que ya van un tanto escasos en lo que a RAM y procesador se refiere. Por fortuna nuestro ratoncito, es un escritorio con un alto grado de modularidad.

   Es decir, que podemos dejar de utilizar o inhabilitar una serie de componentes del sistema para sustituirlos por otros más ligeros, sin que esto afecte para nada al funcionamiento del resto. Y todo esto puede conseguirse de manera muy sencilla, (sin scripts ni desinstalaciones peligrosas) , gracias a la posibilidad de guardar la sesión para continuar con ella tal y como la habíamos dejado, en el anterior arranque.

   Estas posibilidades, (como ya iremos viendo) , puede que sean funcionales, pero no siempre son absolutamente recomendables. El sustituir ciertos componentes de nuestro escritorio por otros más livianos, puede llegar a provocarnos monumentales dolores de cabeza, y convertir nuestro sistema en un batiburrillo de librerías sin que el ahorro en el consumo de RAM alcance cifras espectaculares. Pero... vayamos por partes, como diría Jack el Destripador...

LO PRIMERO QUE HAY QUE HACER

  En general, la mayoría de demonios del sistema cumplen funciones imprescindibles para su buen funcionamiento. Pero hay una serie de aplicaciones que se inician con el arranque y que no necesitamos para nada, o solamente para tareas muy específicas. Así que, abrimos nuestro menu Whisker y tecleamos ↔ Sesión e inicio. En la ventana que se nos abre picamos en la pestaña ↘ Autoarranque de aplicaciones ↗ y desmarcamos todas aquellas aplicaciones que no nos sean necesarias.


   No se trata de desmarcar todo a lo loco, si no solo aquello que estamos seguros que el sistema no necesita, y que nosotros no vamos a utilizar. Ante la duda, la mejor política es la abstención, (como diría Susana Díaz).  

   Y es que, muchas de las aplicaciones que vienen para arrancarse por defecto, podemos eliminarlas por puro sentido común. Si no tenemos impresora ni usamos apenas el Bluetooth, ¿para qué vamos a iniciarlos en el arranque?. Lo mismo podemos decir de las notas, o del gestor de actualizaciones si tenemos la buena costumbre de actualizar siempre nuestro sistema mediante la Terminal. Y en caso de duda, antes de hacer nada, "googlear" un rato suele ser la mejor opción. 

   Por ejemplo, yo no sabía para que servía el↔"PolicyKitAuthenticationAgent", así que abro mi navegador y empiezo a buscar información por Internet. Apenas 10 minutos después,  me queda muy claro que es una utilidad imprescindible para algunas aplicaciones que necesitan privilegios como root, así que no la desmarco. 

   Sin embargo, "AT-SPI D-Bus Bus", del que también desconocía su utilidad, tiene que ver con "ORCA", es decir, con el servicio de accesibilidad para personas con minusvalía, así que, en mi caso y por suerte, puedo "desarrancarlo" tranquilamente.

OPTIMIZAR NUESTRO HARDWARE



   Así dicho parece algo muy complicado, pero en realidad, no vamos a hacer más que algunas pequeñas cosillas para sacarle el mayor partido posible a nuestros equipos. Lo primero es comprobar que drivers, si los privativos o los libres, van mejor para nuestros componentes. Así que, abrimos el Centro de control de Xfce, (Menú Whisker ↔ botón al lado del gestor de sesión) y picamos en el apartado ↔ Controladores adicionales.

   Cuando termine de buscar, nos mostrará si hay algún driver privativo disponible. Se trata entonces de seleccionarlo, y picar en el botón de abajo a la derecha, ↔ Aplicar cambios. Ya solo nos queda cerrar la ventana y reiniciar el ordenador para comprobar si el nuevo driver nos da un mejor rendimiento. De no ser así, invertimos el proceso seleccionando de nuevo el driver anterior


   Aunque yo no soy partidario de usar software privativo más allá de lo imprescindible, en el caso de tener una CPU Intel, usar el "Processor Microcode firmware", (que como podéis ver en la anterior captura yo tengo habilitado), tiene una ventaja añadida.

   Este controlador, actualiza y parchea el microcódigo de nuestro procesador automáticamente desde la propia web de Intel, con lo que obtendremos siempre el mejor rendimiento y el menor consumo posible.

  En otro orden de cosas, y tratándose del procesador, que es sin duda el verdadero "corazón de nuestra máquina", también podemos instalar un indicador para el panel que nos permita mejorar su consumo y rendimiento. La aplicación se encuentra en los repositorios, así que, abrimos una pizarrina (terminal o consola) , y tecleamos:

    sudo apt install indicator-cpufreq

   Insertamos nuestra contraseña, y en cuanto termine de instalar, abrimos el nuevo indicador con el buscador de aplicaciones, (Alt+F2) , y ejecutamos la siguiente orden para que nos aparezca en el panel:

 indicator-cpufreq

   Inmediatamente, en el complemento de indicadores del panel, nos aparecerá un nuevo icono. Picamos en el, y marcamos la opción "Ahorro". Podemos seleccionar también la frecuencia de la CPU para evitar, si tenemos algún problema, que el procesador se caliente demasiado.

   Además de todas estas ventajas, no necesitamos configurarlo en el autoarranque de aplicaciones, pues la primera vez que lo ejecutemos, se nos añadirá ya su entrada automáticamente.

   Y ya por último, (en lo que se refiere al apartado de hardware) , no olvides que es conveniente prestar atención al mantenimiento de nuestro equipo. Que nuestra torre o nuestro portátil sean ya antiguos, no es óbice para que no les demos el mejor trato posible.

   Las entradas de ventilación deben estar siempre limpias y sin ningún obstáculo que impida la correcta circulación de aire. Renueva la pasta térmica cuando sea necesario, y presta atención a cualquier posible deficiencia en su funcionamiento. Para más información, puedes seguir esta estupenda guía de mi "compi" Luis Cordero...


   Y bueno, de momento esto es todo. En la segunda entrega ya iremos viendo más cosas que podemos hacer para adelgazar al Super Ratón lo máximo posible. ¡Hasta pronto amigos!


Comentarios

  1. Como siempre, quedo a la espera de cualquier opinión, pregunta o sugerencia que pudierais necesitar. ¡ Muchas gracias por vuestro apoyo y por vuestra compañia! , ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Bienvenido y gracias por tú opinión!

Siéntete libre de expresarte como quieras, únicamente eliminaré aquellos comentarios ofensivos, insultantes, ó que puedan considerarse como spam.